Lunes 23 DE Septiembre DE 2019
ElPeladero

Promocionándose 

Fecha de publicación: 31-08-19

> Quien se ha auto proclamado candidata para la Secretaría General de la Presidencia el 14 a las 14, es la niña consentida de Robapaz, Leyla Susana Lemus Arriaga, quien aspira a ese puesto haciendo alarde de su experiencia, capacidad, honorabilidad e idoneidad. Lo que no menciona la señora, es que tiene activos ocho procesos judiciales que le presentó el MP por presuntos diversos delitos: tráfico de influencias, abuso de autoridad, falsedad ideológica,  faltas contra las buenas costumbres, abandono de cargo, violación de las leyes y ocultar evidencias en varios casos de alto impacto en su paso por el ente investigador. Asesora por todos lados, desde la Contraloría hasta la Secretaría General de la Presidencia, devengando salarios en el renglón 029.

Año de Hidalgo

El Directorio del Renap está aprovechando hasta el último momento para poder engordar sus bolsillos antes de que acabe el año y ha adjudicado un contrato de 21 melones a una empresa sin respaldo, para la impresión de tarjetas de DPI. La comisión de cerca de 4 millones les alcanzará para sus dulces el resto de sus vidas.

Barbas en remojo

Fernando García, mejor conocido como el Príncipe, pasa con las barbas en remojo pues está por develarse su estructura de negocios emprendidos desde la época del PP y que consolidó en la administración del Hombre en la Luna, por supuesto con la íntima colaboración de Javier el Drogo Hernández. El Príncipe había celebrado las últimas semanas la salida de la CICIG, hasta que se enteró que dejaron su caso listo.

Mejores amigos y cómplices

Koky  Córdova y Leonel Alí Babá Chacón, alcalde actual y alcalde electo respectivamente de la ciudad de Cobán, son cómplices de fiesta y transa. Koky perdonó a Chacón y omitió interponer las denuncias de su oscura gestión y ahora Chacón en reciprocidad dejará todas sus corruptelas en el olvido. Ambos son responsables del desfalco millonario por la construcción del instituto Salinas 9 Cerros.

Sembrando topos

Ana Luisa Parada, gerente de la Intendencia de Fiscalización de la SAT, está consciente que sus días en el puesto están contados. Por tal razón, en su afán de preservar sus intereses y negocios, está poblando la Intendencia de personas de su confianza. Ingrid Pardo, contratada como “asistente administrativa personal de la gerente de la Intendencia” fue su última adquisición.

Alianza con sabor a loroco

La alianza de pollo en crema con loroco la lidera el pillo de Portillo que dirige a los narcodiputados de Bien, Marvin Alvarado y Sandra de León; de la UCN, Carolina Orellana, Sofía Hernández, Navarijo y Napo Rojas. Suma a Armando Castillo, de Viva; y a Luis Galindo, de Valor.

Ascensos reveladores

Entre los milicos que serán ascendidos hoy se encuentra el Coronel de Infantería DEM, Elías Edilberto Véliz Vargas, actual director de la Escuela Politécnica, mano derecha del exministro de la Defensa Abraham Valenzuela González, el Chucho, quien fue destituido a petición de la embajada por su relación con Juan Ortiz Chamalé. Es de la Promoción 107, la del actual ministro de la Defensa.

También se encuentra el Coronel de Artillería DEM, Hugo Roberto Urbina Marroquín, actual comandante en San Marcos, ingresó con la promoción 108 y se graduó con la 109, mano derecha por mucho tiempo y amigo de tragos de Cano Zamora y Pável Godínez.

Figura en la lista el Coronel de Artillería DEM, Carlos Enrique Valenzuela González, promoción 109, actual director del Instituto Adolfo Hall de la capital. Hermano del exministro Chucho Valenzuela.

Se une también el Coronel de Ingenieros DEM, Luis Alfredo Zelayandia Carranza, actual comandante de la Brigada de Kaibiles, promoción 111, mano derecha y oficial de personal y logístico del actual Ministro de la Defensa.

El ascendido a general sin llenar los requisitos, Cordón Loyo, después de darse colorón con la UNE, ahora anda metiendo papelería con el Presidente electo por medio de Cano Zamora. Lo que no saben los dos, es que en la Reforma hay un expediente extenso de ambos, por lo que, como dijo recientemente el doctor Giammattei en una entrevista, “hay mucho ruido” y los puestos de ministros de Gobernación y Defensa son clave en la buena relación con la potencia del norte.

 

Otros ascensos

Luis Antonio Lam Padilla, se desempeñó como Mayor asimilado en el Departamento Jurídico del Ejército de 2005 a 2009. En este periodo fue nombrado como asesor jurídico en las misiones de paz en Haití y en Sudán. También ascienden hoy los coroneles Mynor Eduardo Pazos Dubón, Elías Edilberto Véliz Vargas y el coronel Edmer Elizandro Vargas Ortega. Por cierto, quienes no quieren a este militar dicen que anda en malos pasos.

Con mal de camioneta

Los hermanitos Veneno, el general y el coronel Morales Pérez, andan con mal de camioneta, ya que habían invertido en el partido de la Doña y aseguraban que los cambios a la ley constitutiva serían efectivos y podrían permanecer cuatro años más. En el caso del coronel, quien es la mano derecha del ministro Ralda, efectuando desde hace tres meses nombramientos y ascensos de los inversores de dicho partido. En el caso del general, queriendo pasarse por sobre la autoridad del jefe del Estado Mayor del Ejército, al ser puesto en su lugar por el general Dubbois, ha desatado su ira contra cualquier oficial que se atraviesa en su camino, arrestando a diestra y siniestra, logrando debilitar la ya de por sí, mala relación entre Ralda y Dubbois.

 

Aprovechando el huesito

Hace más de dos meses la empresa vinculada al hijo del Ministro de Cultura fue beneficiada con un contrato de Q1.1 millones para pintar el complejo deportivo Erick Barrondo. Aunque el Depósito San Nicolás presentó la oferta más barata, las dudas sobre nepotismo permanecen, ya que el hijo del flamante Ministro, del mismo nombre, fungió como gerente general de la entidad, y quien dejó en el cargo a un amigo en 2018, cuatro días antes de que empezaran a llover los contratos del Estado para la empresa. Tal parece que los miembros del actual gobierno trabajan bajo la “Ley de Hidalgo”, bando el que deje algo.