Jueves 12 DE Diciembre DE 2019
Inversión

Fitch confirma la perspectiva negativa, tras resultado electoral

Mayores riesgos de estancamiento político y la disminución de los ingresos fiscales.

 

Fecha de publicación: 13-08-19
Por: LORENA ÁLVAREZ elPeriódico

El escenario político y fiscal del país se mantiene con el resultado de la segunda vuelta electoral a favor de Alejandro Giammattei, así lo confirmó ayer Fitch Ratings al reafirmar la perspectiva en negativa de la calificación soberana de Guatemala.

Desde abril pasado la calificadora de riesgo mantuvo la nota en BB, pero redujo de estable a negativa la perspectiva debido a la incertidumbre política y la baja recaudación de impuestos.

“El resultado de la segunda vuelta presidencial de Guatemala a favor de Alejandro Giammattei señala la continuidad de la política”, indicó Fitch que además agregó que esta administración tendrá un apoyo limitado de un Congreso atomizado.

La Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) contará con la bancada mayoritaria en la próxima legislatura al sumar 52 de los 160 diputados electos, el partido de Giammattei, Vamos, será la segunda fuerza con 18 curules.

INGRESOS Y GASTO

Giammattei aún no oficializa todos los nombres de su futuro Gabinete, pero para el Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin) se prevé que llegará Álvaro González Ricci.

La presentación del Presupuesto para 2020 es parte de la agenda de transición. González Ricci comentó que existe la preocupación por la brecha tributaria que quedará cercana a los Q3 millardos y la estimación de ingresos para el próximo año.

Para este año, el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) estima que la carga tributaria con respecto al Producto Interno Bruto será de 9.6 por ciento. El presupuesto del próximo año será pequeño y si la nueva administración quiere hacer algo debe recuperar las capacidades de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), comentó Ricardo Barrientos, economista sénior del Icefi.

Sin una reforma que incluya el incremento de tasas, Barrientos consideró que el déficit fiscal debería elevarse al tres por ciento para que las nuevas autoridades tengan el presupuesto disponible para inversión en infraestructura y planes de vivienda.

Las propuestas para aumentar los ingresos deben ser aprobadas por el Congreso, por eso Fitch señala la preocupación por las pocas posibilidades reales de estabilizar las finanzas, agregó Barrientos.

Los temas de transparencia y calidad del gasto se incluyen en las prioridades de la nueva administración, aseguró González Ricci al mencionar la reducción del déficit fiscal, la Ley de Contrataciones del Estado y el uso del mecanismo de la subasta electrónica inversa dentro de los temas a impulsar.

En el caso de la SAT, el posible Ministro de Finanzas explicó que el incumplimiento de la meta de recaudación es causal de remoción del Superintendente (actualmente Abel Cruz) y deberá seguirse lo previsto en la legislación (Decreto 37-2016) para que el Directorio designe al jefe de la entidad.

Evaluación

Al estancamiento político, Fitch añade la baja en la recaudación y los débiles indicadores de gobernanza y desarrollo económico dentro de los rezagos del país.

Q3
millardos es lo que se calcula que alcance la brecha fiscal.