Jueves 12 DE Diciembre DE 2019
Investigación

Los financistas de Giammattei vinculados con el Estado

Entre el listado de financistas del partido Vamos se encuentra un diputado que intentó ocultar joyas en una aduana, distintos proveedores del Estado, así como un posible Ministro de Energía y Minas ganador de una millonaria licitación que no ha podido terminar por crisis financiera.

Fecha de publicación: 22-07-19
Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt

Financiar a un candidato en Guatemala es, para muchos, una inversión que podrán recuperar cuando triunfe su apadrinado. La inversión en campaña –esperan– será devuelta con creces mediante contratos con el Estado, o al menos un puesto bien remunerado con poder para hacer otros negocios.

Cada una de las administraciones pasadas tiene un ejemplo que retrata bien lo anterior. Otto Samayoa Soria y Julio Girón hicieron negocios con el Estado tras apoyar a Alfonso Portillo. Otto el Loco Turcios y Obdulio Solórzano financiaron la campaña de Álvaro Colom, hicieron negocios con el gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza.

En el caso del Partido Patriota, la lista de financistas divulgada por el exsecretario privado de la Vicepresidencia, Juan Carlos Monzón, era extensa. En su narración como colaborador eficaz, describió cómo tras ganar las elecciones recibieron millonarios contratos, al mismo tiempo que pagaron comisiones a los gobernantes.

En el caso del candidato a la Presidencia por el partido Vamos, Alejandro Giammattei, una breve revisión de sus financistas reportados en su informe mensual al Tribunal Supremo Electoral (TSE) da muestras de varios de sus financistas, quienes ya han tenido o tienen negocios con el Estado.

EL LISTADO

Entre el listado de financistas figura Héctor Melvin Cana Rivera, electo como diputado por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) en las elecciones anteriores y detenido en el aeropuerto La Aurora en 2017 por transportar dinero y joyas de bisutería por más de US$6 mil 600 sin declarar. Según los listados de Vamos, aportó Q50 mil 436.76 en efectivo en el mes de junio.

El diputado ha tenido contratos y negocios con distintas municipalidades por al menos Q2 millones 102 mil 619.81; sus principales clientes son las comunas de Acatenango, El Tejar y San Martín Jilotepeque en Chimaltenango, y Gualán, en Zacapa.

Cana Rivera proveyó a estas dependencias del Estado de materiales de construcción, según el portal electrónico de Guatecompras, desde 2010 hasta 2015.

 

Sofía Hernández, diputada de Huehuetenango y vinculada al Cartel de Los Huistas, se sumó a Giammattei a pesar de ser reelecta por la UCN.

Marco Alberto Castro Herrera, quien según el reporte de junio donó el pago de publicidad por un valor de Q92 mil 745, también ha sido proveedor del Estado con servicios de tarimas, sonido y equipo audiovisual a entidades como el Ministerio de Cultura y Deportes, la Municipalidad de Guatemala y la Universidad de San Carlos, entre otras, por un monto total de Q1 millón 132 mil 800.10, según el portal de transparencia Guatecompras.

Carlos López Pérez, propietario de la Ferretería Charly y de Transportes Charly, ubicados en el municipio de Cabricán, Quetzaltenango, donó 90 cubetas de pintura blanca, cinco de azul y cinco de roja, con un valor de Q14 mil, según lo reportado al TSE. López Pérez fue uno de los mayores proveedores de la Municipalidad de Cabricán desde 2011 hasta la fecha, a quienes ha vendido en estos años Q2 millones 885 mil 109.38 en materiales de construcción.

EL POSIBLE MINISTRO Y CONTRATISTA DEL ESTADO

Aunque no figura como financista, Alberto Pimentel, presentado por Giammattei como posible Ministro de Energía y Minas, tiene un doble conflicto de interés. Según el medio digital Nómada, Pimentel le ha proveído además del vehículo con el que se transporta, las oficinas en donde se graban los spots del partido político.

Pimentel es el principal accionista de varias empresas proveedoras del Estado, entre ellas Fersa S.A., en cuyas oficinas en zona 14 se realizaron los spots propagandísticos de Vamos. Las oficinas también son utilizadas por Giammattei como salas de reuniones.

En 2015, el Ministerio de Energía y Minas –entonces dirigido por Erick Archila– le adjudicó la construcción de una línea de 440 kilómetros para ampliar la red nacional de transmisión eléctrica en el occidente del país. Este contrato no ha podido ser cumplido debido a las severas crisis financieras por las que atraviesa la empresa.

Otra empresa vinculada con Pimentel es Proyectos de Eficiencia Energética (Prodeesa), que ha recibido contratos por Q100.7 millones por la implementación de alumbrado público en varias municipalidades.

EMPRESAS “COOPTADORAS” AHORA CON GIAMMATTEI

Juan Carlos Monzón, secretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti y colaborador eficaz en el caso Cooptación del Estado, reveló el nombre de empresas que tras financiar al PP, recibieron millonarios contratos.

Según el testimonio, varias empresas de seguridad se acercaron para negociar con dependencias estatales. Monzón mencionó a la empresa Servicios de Seguridad y Vigilancia Industrial S.A. (Sersevi), que durante la administración de Otto Pérez Molina recibió un contrato con el Ministerio de Agricultura (MAGA) por Q12 millones 96 mil.

Monzón indicó que esta empresa, al igual que las empresas Escorpión, 24 Horas y Proserco, acordaron darle el 10 por ciento de los contratos.

Dentro de los financistas de Giammattei figura la empresa Soluciones Integradas y Profesionales en Seguridad (Sipessa), que según los reportes al TSE, desde febrero proporcionó seis guardias de seguridad con un costo de Q18 mil mensuales.

El representante legal de Sipessa es Ángel Leonel Rosales Chúa, quien desde mayo de 2016 ha laborado para la empresa referida por Monzón, Sersevi. Es decir, la empresa señalada por el colaborador eficaz y la financista de Giammattei tienen un vínculo legal directo. La empresa señalada por el colaborador ha recibido contratos por Q13.6 millones.

Luis Fernando Pérez, involucrado en el desfalco al Ministerio de Salud, es señalado como el vínculo entre Giammattei y alcaldes de distintos puntos del país.

La actual proveedora de la seguridad de Giammattei resultó favorecida recientemente. El 14 de marzo –a pocos días de iniciar la campaña electoral– suscribió un contrato con el Ministerio de Agricultura para brindar seguridad con “cuatro agentes en turnos de 24 por 24, en las oficinas de Fonagro”. La adjudicación fue por Q115 mil 200, el año anterior recibió un contrato por Q134 mil también para Fonagro.

Rosales Chúa también figura como gerente general de otras dos empresas de seguridad que también han recibido contratos con el Estado. La primera es Servicios Integrados de Seguridad Profesional de Antigua S.A., la cual entre 2009 y 2012 recibió contratos por Q311 mil 500. Por otra parte, Soluciones Integradas en Seguridad recibió Q274 mil 400 entre 2009 y 2011.

El partido de Giammattei también ha recibido financiamiento de empleados del Estado, como consultores en distintas dependencias, y por lo menos un trabajador del Ministerio de Educación ha donado recursos para la campaña de la agrupación política.

EL CÍRCULO DE LA CORRUPCIÓN

Para el presidente de Acción Ciudadana, Edy Cux, el tema de financiamiento por parte de proveedores del Estado es parte del círculo de la corrupción.

“Lamentablemente estamos observando el fenómeno del
círculo de la corrupción, en donde financistas que tienen intereses en el Estado, se involucran con un partido político para después recuperar esa inversión con contratos u obras”, señaló Cux.

Según Cux, el financiamiento político por contratistas del Estado es algo recurrente y no se encuentra regulado, pero el TSE debería de preocuparse por revisar ese tipo de financistas para evitar hechos de corrupción. “Hay mucho que avanzar y en esencia es por esto que es tan importante regular de manera adecuada el tema del financiamiento político”, concluyó.

Ovalle fue candidata a Alcaldesa por el Comité R-19, puesto que originalmente ocuparía su esposo capturado en 2017 para ser extraditado.

Contactos con el narcotráfico

Alejandro Giammattei inició una ronda a lo largo del país para sumar apoyos de alcaldes y diputados. El 5 de julio, la cuenta Vamos Zacapa publicó fotografías de la reunión del presidenciable con líderes del lugar.

Karen Ovalle, esposa del exconcejal de Zacapa Sergio Fernando Cifuentes Sagastume, capturado para ser extraditado a Estados Unidos por el tráfico de drogas, fue una de las asistentes. Según fuentes locales, ahora forma parte de la dirigencia de Vamos Zacapa.

Ovalle se postuló para la Alcaldía de Zacapa por el comité cívico R-19, puesto que originalmente ocuparía su esposo Sergio Fernando Cifuentes Sagastume, electo concejal primero de Zacapa en 2015.

Cifuentes Ovalle abandonó su puesto como concejal y permaneció prófugo durante tres meses hasta que, en noviembre de 2017, fue capturado por la PNC. La orden de aprehensión fue solicitada por la Corte del Distrito Sur de California, Estados Unidos, que lo señala de poseer, con la intención de distribuir, cinco kilogramos o más de cocaína, droga que fue transportada en un barco en territorio sobre el que tiene jurisdicción dicho país.

El mismo año que Cifuentes Sagastume fue detenido, también fue asesinado el alcalde de Zacapa, Julio Alberto Enríquez Sánchez, mientras salía de su casa.

Fuentes locales aseguran que Ovalle era la candidata quien más propaganda hizo en esta contienda electoral. A la reunión con Giammattei también asistió Carolina Orellana, diputada electa de Zacapa por la Unidad del Cambio Nacional (UCN), apadrinada por Mario Estrada, y señalada como la mano derecha de Roxana Baldetti durante el tiempo que fue gobernadora de Zacapa, durante el gobierno del Partido Patriota.

Giammattei además recibió el apoyo de la diputada Sofía Hernández, también electa por UCN en Huehuetenango, y vinculada según varias publicaciones de elPeriódico con el Cartel de Los Huistas en ese departamento.

Giammattei fue recibido por Hernández el pasado 5 de julio, cuando en un mitin con simpatizantes de ambas agrupaciones ofreció su apoyo al candidato del partido Vamos.

EL OPERADOR Y AHORA PRÓFUGO

Luis Fernando Pérez, el exdiputado del Frente Republicano Guatemalteco y presidenciable del partido PRI fue, hasta antes de que se conociera que estaba involucrado en el caso Asalto al Ministerio de Salud, el enlace con diputados y alcaldes que mostraban interés en sumarse a la agrupación de Giammattei.

Entre los viejos políticos que rodean también a Giammattei se encuentra Rubén Darío Morales, expresidente del Congreso, condenado a 10 años de prisión por el desfalco a ese organismo de más de Q16.2 millones que fueron trasladados a la casa de bolsa Mercado de Futuro S.A., Morales integra la secretaría de profesionales del partido, en la cual participan también personajes como la ex diputada Elizabeth Donis por los partidos Gana, UNE y Lider entre 2005 y 2012.